APIO

Uso principal: Es un excelente diurético.

Otros usos: Es sedante, aperitivo, digestivo, antiinflamatorio, antibiótico, expectorante, regenerador sanguíneo y ayuda a la formación de esmalte en los dientes. Trata la artritis, artrosis, convulsiones, cáncer, acné, cálculos renales y biliares, enfermedades del hígado y ácido úrico.

Contraindicaciones: Puede provocar dermatitis y fototoxidad. Puede ser abortivo.