Deja que te cuente:
Nací en Argentina entre magia, música, cultura y vanguardias de arte. Y así, viví una vida bien ciudadana hasta cumplir 21 años. Cuna imborrable.

La vida me llevó a mudarme a Brasil y la amada Bahía me heredó sencilla y casi inevitablemente conocimientos de sus curanderas naturales, una vida silvestre y aventurera. Nutrida y encantada mi alma por el verde. Vivía con los pies descalzos pisando la tierra que nos conecta y nos mantiene vivos. Reconocí en cada hoja y cada árbol un ser y mi familia. Mi primer periodo de 13 años en la mata atlántica brasileña fue absolutamente silvestre y natural.

Le sucedieron 10 años de vida en Roma que convirtieron ese verde y las hojas en una línea de perfumes, mis Aguas Divinas.
Ya en Italia, fantásticos maestros, oportunidades de intensos estudios y excelentes formaciones me brindaron herramientas que enriquecieron el campo terapéutico. Su pueblo, costumbres y diseño se entretejen para siempre en mi historia y se vuelven mi familia marcándome con su refinada cultura.

En el regreso a Brasil me reencuentro, me tejo con su «africanidad» y su medicina tribal de cura, cristales y tinturas, resinas y florales.

Pasados nueve años de mi regreso a Bahía, el itinerario continúa y me recibe el desierto de Baja California, México. La identidad se fortalece, la terapéutica y la mía. Ya son solo una. Auténtica e indivisible.
Allí la sencilla y profunda «americanidad» materializa cursos y vivencias para compartir.

Mis pasiones ahora son un vínculo y un puente para acompañarte y fortalecer tu camino.
Me encanta poder poner en tus manos los elementos reunidos en estos años.
Trabajo y comunico para estimular con sencillez la expresión de tu ser único a través de estas memorias y técnicas creadas y adquiridas.
No busques más allá, está adentro y alrededor. Todos somos capaces. Despertar, aprender y perseverar.
Deja que te cuente.
Amo lo que hago y me apasiona compartirlo. Ven, te esperamos Somos Linaje botánico y energía en movimiento.

Translate »