GRANADA

Uso principal: Tratamiento de diarreas.

Otros usos: Elimina parasitos intestinales y  lombrices. Trata el empacho, vómito, lesiones en la cavidad bucal, fuegos o granos en la boca y algodoncillo. Se usa en afecciones bronquiales, para la gripa e inflamación de garganta. En tratamientos de enfermedades de la mujer se le emplea cuando hay flujo vaginal, hemorragia postparto y hemorragia vaginal. También para regular la menstruación y calmar los cólicos. Ayuda a combatir problemas de piel como sarampión, sarna, rubiola, llagas y heridas.

Contraindicaciones: Se ha señalado que la corteza de la raíz, ingerida a dosis altas, produce nauseas, vómitos y mareos.