MENTA

Uso principal: Es un excelente digestivo.

Otros usos: Trata la fiebre, bronquitis, tos, gripa, mal aliento, insomnio, síndrome de colon irritable, diarrea, gastritis, rinitis alérgica y gingivitis.  Es anticoagulante, antiinflamatoria, calmante y expectorante. Combate las bacterias y estimula la memoria. Se utiliza también como aperitivo.

Contraindicaciones: El aceite esencial puede resultar sumamente tóxico, basta una cucharadita para provocar problemas serios, incluso la muerte, a un adulto sano. Al ser muy aromática, puede provocar daños en el sistema respiratorio a niños pequeños. La aplicación local de la menta puede provocar daños en la piel y alergias. El mentol puede provocar dermatitis alérgica por contacto.