SÁBILA

Uso principal: Es desinflamatorio y laxante.

Otros usos: Regula el funcionamiento del intestino, trata úlceras estomacales y refuerza el sistema inmunológico. Se usa para la gingivitis, diabetes, colesterol, artritis, asma, herpes, tumores, diabetes y para reducir acidez del estómago. Ayuda a la coagulación de la sangre, es cicatrizante. También es analgésico, antibacterial, diurético y depresor del sistema nervioso central.

Contraindicaciones: En heridas profundas o quemaduras graves puede provocar retardo en el proceso de cicatrización (aplicada localmente). Es abortiva. El consumo de dosis elevadas puede resultar mortal, además el uso permanente como laxante puede provocar intestino perezoso. Como cualquier hipoglucemiante, reduce los niveles de azúcar por los que personas diabéticas deben monitorear sus niveles cotidianamente.