SALVIA

Uso principal: Combate las infecciones.

Otros usos: Alivia molestias digesticas, estrés, insomnio, faringitis, herpes, resfriados, dolor de muelas, anorexia y triglicéridos. Es relajante muscular, antiinflamatorio, antitumoral y antioxidante. Trata la mala memoria, el Alzheimer y el mal aliento. Se utiliza localmente en la piel  para ayudar con la desinfección y cicatrización de heridas. También se utiliza para hacer baños para los pies y así disminuir la sudoración y el mal olor. Se hacen enjuagues para gingivitis, ardor de garganta y llagas en la boca.

Contraindicaciones: Es abortiva. Disminuye la producción de leche. El consumo del aceite esencial puro es peligroso, puede producir convulsiones, taquicardia, mareos y es neurotóxico.